menu

GASTROVICTIM II (Relatos)

(No estuve allí pero…Quizás fue así)
30 de Julio de 2011, Cala Montjoi. Roses.
(último servicio de el Bulli)
16:16PM
Sonaba a toda castaña “Sympathy for the devil”. Juli había instalado un completo equipo de mezcla en la mesa del Chef, en la cocina sólo se oía a Mick:
“PLEASE ALLOW ME TO INTRODUCE MYSELF
I´M A MAN OF WEALTH AND TASTE
I´VE BEEN AROUND FOR A LONG LONG
YEAR STOLEN MANY MAN´S SOUL AND
FAITH”,
Cuando Grant Achatz, recién aterrizado de Chicago, cruzó el acceso que daba a la cocina, no pudo evitar las lágrimas…

Al otro lado del cabestro que presidía la cocina estaban TODOS: Joan Roca, Massimo Bottura, Auguste Escoffier -preparando con Mateu Casañas y Jordi Roca una versión del Pêche Melba-, Andoni Adúriz, Santi Santamaria, Michel Guérard, Arzak, Paul Bocuse, Mari-Antoine Carême, Fermí Puig, José Andrés, Jordi Jacas, Dani García, Álex Garés, René Redzepi, Albert Adrià, Carles Tejedor, Hilario Arbelaitz, Aitor Olabegoya, Oriol Castro, Pere PlanagumàJulia Child en el fondo de la cocina descorazonaba unas liebres y allí, en un rincón, como ausente estaba Ferran, con su delantal negro, mirándolos a todos con una media sonrisa.
Grant era el último en llegar. Traía consigo una caja muy especial, todos la estaban esperando, era el ingrediente fundamental, una edición especial de la ginebra Nolet’s, The Reserve, Silver Dry Gin, de la que se hicieron sólo 12 botellas. Prepararían el Gintónic mágico de las 17:00h.
Los otros ingredientes los trajeron: René, un bloque de hielo extraído por una expedición científica del polo norte -se calcula que ese bloque data de la edad de hielo (unos 15.000 años más o menos…)-; las tónicas las trajo Heston, Fever Tree, con quinina natural, pimenta cultivada en Sarapiquí (Costa Rica), y agua de lluvia de la isla volcánica de Viti Levu, en Fiji.
Finalmente unos pomelos de una pequeña plantación de Goa (India), que trajo Salvador Garcia-Arbós.
Pitu Roca se encargó de los gintónics. Los preparó en unas copas Riedel el Bulli edition: primero calentó las copas ligeramente con una vela (¿os enteráis listillos del gintónic?… “calentó las copas, no las enfrió…”), la ginebra no podía “encogerse” en una copa fría; cuando la Nolet’s empezó a liberar todos sus aromas, delicadamente depositó esquirlas de hielo polar en el fondo de la copa, siguió con la tónica, y finalmente unos hilos de piel de pomelo completaron el mejor gintónic del mundo -km 0 no era…pero no hacía mala pinta.
Eran las 17:00h, todos tenían su copa en la mano, Juli hizo callar a todo el mundo, era el momento, …, Ferran escogería sucesor.
Fin (por ahora)

Julio Estrela

admin

Written by admin

GASTROVICTIM I. (Relatos)
GASTROVICTIM III (Relatos)

0 Comentarios

Deja un comentario


uno + siete =